El print que llegó para quedarse

El print que llegó para quedarse

El estampado que lleva más de 70 años en el mercado y no ha logrado hartarnos porque nos hace sentir retro, pero al mismo tiempo modernas… ¡vichy print!

Una de mis tendencias favoritas son los emblemáticos cuadros vichy, y la razón es porque han estado presentes durante un largo tiempo y jamás han dejado de ser divertidos, diferentes y sobretodo stylish.

La primera vez que este estampado causó impacto fue cuando Dorothy la protagonista del Mago de Oz, interpretada por Judy Garland, usó un vestido en cuadritos blanco y azul en 1939.

Dos décadas después, el print se volvió una tendencia tanto para hombres como mujeres y se le llamó “vichy” como tributo a la ciudad francesa que se identifica por sus combinaciones de cuadros blancos con distintos colores.

El diseñador que optó por una propuesta diferente para un vestido de novia y vistió a la actriz Brigitte Bardot con estampado de cuadros vichy en blanco y rosa fue Jacques Esterel.

En el último par de años muchas casas de moda han optado por explotar el estampado vichy en sus diseños, como lo son Carolina Herrera, Simone Rocha, Prada y muchas más.

Por supuesto las fast fashion no se quedaron atrás y sacaron todo tipo de piezas con este famoso estampado. Desde blusas, vestidos, pantalones hasta zapatos, aretes y bikinis han acaparado los maniquís y stands de todas las tiendas.

Vichy print…¿trendy or trashy?

Back to Top